top of page
  • Foto del escritorDr. David Figueroa

Dormir con el aire acondicionado, dolor de garganta y otros problemas.

El uso de aire acondicionado se ha convertido en una necesidad en muchos hogares y oficinas, especialmente en regiones con climas cálidos, especialmente a la hora de dormir. Sin embargo, el confort que proporciona puede tener efectos secundarios no deseados, como el dolor de garganta.


En las temporadas de calor extremo es común dormir con el aire acondicionado toda la noche y despertar con la garganta irritada
En las temporadas de calor extremo es común dormir con el aire acondicionado toda la noche y despertar con la garganta irritada

Dolor de garganta por aire acondicionado


Estas son algunas razones por las que amanecemos con dolor de garganta después de dormir con aire acondicionado.


1. Aire seco: Los aparatos de aire acondicionado eliminan la humedad del aire, lo que puede resultar en un ambiente seco. Este aire seco puede irritar las membranas mucosas de la garganta, causando sequedad y dolor.


2. Cambios bruscos de temperatura: Pasar repetidamente de un ambiente cálido a uno frío puede estresar el sistema respiratorio. Estos cambios bruscos de temperatura pueden inflamar la garganta y otros tejidos sensibles.


De las principales causas de problemas de garganta, alergias y resfriados por aire acondicionado es el cambio brusco de temperatura al que a veces nos exponen.
De las principales causas de problemas de garganta, alergias y resfriados por aire acondicionado es el cambio brusco de temperatura al que a veces nos exponen.

3. Aire sucio: Si no se limpian los filtros del aire acondicionado regularmente, estos pueden circular en el aire, provocando irritación en la garganta y alergias.


4. Mala postura al dormir: Dormir en una posición en la que se está directamente expuesto al flujo de aire frío puede aumentar la probabilidad de desarrollar dolor de garganta.


Consecuencias de dormir toda la noche con el aire acondicionado encendido


1. Deshidratación: El aire seco puede llevar a la deshidratación no solo de la garganta, sino también de la piel y las vías respiratorias. Esto puede agravar el dolor de garganta y causar malestar general.


2. Resfriados y enfermedades respiratorias: La exposición prolongada a un ambiente frío puede debilitar el sistema inmunológico, haciéndote más susceptible a resfriados y otras enfermedades respiratorias.


Entre otros problemas que causa dormir con aire acondicionado a temperatura muy baja, el resfriado es común, pero podrían derivarse enfermedades respiratorias de mayor gravedad.
Entre otros problemas que causa dormir con aire acondicionado a temperatura muy baja, el resfriado es común, pero podrían derivarse enfermedades respiratorias de mayor gravedad.

3. Problemas de sinusitis: El aire seco puede secar las mucosas nasales, dificultando la limpieza natural de los senos paranasales y aumentando el riesgo de infecciones.


4. Rigidez muscular: Dormir en una habitación demasiado fría puede causar rigidez muscular, especialmente en el cuello y los hombros, lo que contribuye al malestar general y a la incomodidad.


 Temperatura ideal para dormir con aire acondicionado


1. Mantener una temperatura moderada: La mayoría de los expertos recomiendan mantener la temperatura entre 22 y 24 grados Celsius. Esta rango es generalmente cómodo para la mayoría de las personas y ayuda a prevenir la deshidratación y la irritación de la garganta.


2. Usar un humidificador: Combinar el uso del aire acondicionado con un humidificador puede ayudar a mantener la humedad del aire, reduciendo el riesgo de sequedad en la garganta y otras molestias respiratorias.


Usar un humidificador de aire puede ayudar a mantener la humedad del aire y evitar así la resequedad en la garganta y mucosas nasales.
Usar un humidificador de aire puede ayudar a mantener la humedad del aire y evitar así la resequedad en la garganta y mucosas nasales.

3. Evitar el flujo directo de aire: Asegúrate de que el flujo de aire no esté dirigido directamente hacia ti mientras duermes. Esto puede lograrse ajustando las rejillas de ventilación o utilizando un deflector de aire.


4. Mantenimiento regular del aire acondicionado: Limpia o cambia los filtros regularmente para asegurar que el aire que circula esté libre de polvo y alérgenos. Un mantenimiento adecuado también mejora la eficiencia del aparato y prolonga su vida útil.


Limpiar los filtros del aire acondicionado regularmente es esencial para mantener la calidad del aire que este expulsa y evitar la propagación de alergenos y otros agentes irritantes.
Limpiar los filtros del aire acondicionado regularmente es esencial para mantener la calidad del aire que este expulsa y evitar la propagación de alergenos y otros agentes irritantes.

5. Uso de ropa de cama adecuada: Utiliza mantas y sábanas que te mantengan cómodo sin necesidad de ajustar la temperatura a niveles muy bajos.


6. Evitar cambios bruscos de temperatura.: Evita pasar directamente de un ambiente muy caliente a uno muy frío. Permite que tu cuerpo se aclimate gradualmente a los cambios de temperatura para reducir el estrés en el sistema respiratorio.


Evitar cambios bruscos de temperatura procurando aclimatarse gradualmente entre un lugar y otro.
Evitar cambios bruscos de temperatura procurando aclimatarse gradualmente entre un lugar y otro.

Otros medios para prevenir el dolor de garganta


1. Hidratación adecuada: Bebe suficiente agua durante el día para mantener tus membranas mucosas hidratadas.


2. Higiene nasal: Utiliza soluciones salinas para mantener las vías nasales hidratadas, especialmente si te sientes congestionado o si notas sequedad en la nariz.


3. Haz gárgaras: Hacer gárgaras con una solución de agua tibia y sal puede aliviar la irritación de la garganta y reducir la inflamación.


4. Evitar sustancias irritantes: Limita la exposición a irritantes como el humo del tabaco, productos químicos fuertes y otros alérgenos que pueden agravar la garganta.


Es recomendable dormir en una posición en la que no se respire directamente el aire frío del aire acondicionado para minimizar los riesgos de irritación de nariz y garganta.
Es recomendable dormir en una posición en la que no se respire directamente el aire frío del aire acondicionado para minimizar los riesgos de irritación de nariz y garganta.

5. Buena postura para dormir: Procura no exponerte a respirar directamente a la corriente de aire frío del aire acondicionado.


Si sientes molestias en tu garganta que persisten consulta a tu médico otorrino, si estás en CDMX no dudes en enviarme un mensaje o llamarme por teléfono.


18 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page