top of page
  • Foto del escritorDr. David Figueroa

Faringitis, tratamientos y remedios caseros.

La faringitis es una afección común que se caracteriza por la inflamación de la faringe, que es la parte posterior de la garganta. Puede ser causada por diversas razones, siendo las infecciones virales y bacterianas las más comunes. Aunque la faringitis a menudo se asocia con síntomas molestos como dolor de garganta, fiebre y dificultad para tragar, generalmente es una afección leve que se resuelve por sí sola en unos pocos días. Sin embargo, es importante conocer cómo tratarla adecuadamente y qué remedios caseros pueden aliviar los síntomas.


Tratamientos de la faringitis


El tratamiento de la faringitis depende en gran medida de su causa subyacente, que puede ser viral o bacteriana.


La faringitis viral es más común que la bacteriana, es sumamente importante evitar el uso innecesario de antibióticos.
La faringitis viral es más común que la bacteriana, es sumamente importante evitar el uso innecesario de antibióticos.

Tratamientos para la faringitis viral

  • Descanso: El reposo es fundamental para permitir que el sistema inmunológico combata la infección y se recupere más rápido.

  • Hidratación: Beber líquidos tibios como té de hierbas, agua y sopas ayuda a aliviar la sequedad de la garganta y a mantener el cuerpo hidratado.

  • Alivio del dolor: El uso de analgésicos de venta libre, como el paracetamol o el ibuprofeno, puede ayudar a reducir el dolor de garganta y la fiebre.

  • Gárgaras con agua salada: Hacer gárgaras con agua tibia y sal puede aliviar la irritación de la garganta y reducir la inflamación.


Tratamientos para la faringitis bacteriana (faringitis estreptocócica)

  • Antibióticos: Si un cultivo de garganta confirma que la faringitis es de origen bacteriano, el médico puede recetar antibióticos, generalmente penicilina o amoxicilina, para combatir la infección. Es importante completar todo el curso de antibióticos, incluso si los síntomas desaparecen antes.

  • Descanso: Al igual que con la faringitis viral, el reposo sigue siendo esencial.

  • Hidratación: Mantenerse hidratado es crucial para facilitar la recuperación.


Cuando se parece faringitis es fundamental guardar reposo y seguir las indicaciones del médico y remedios para mitigar los síntomas
Cuando se parece faringitis es fundamental guardar reposo y seguir las indicaciones del médico y remedios para mitigar los síntomas

Es importante destacar que la faringitis viral es más común que la bacteriana y generalmente se resuelve sin necesidad de antibióticos. El uso indebido de antibióticos puede contribuir a la resistencia bacteriana, por lo que solo deben usarse cuando sea necesario y bajo la supervisión de un médico.


Remedios caseros para la faringitis


Además de los tratamientos médicos convencionales, existen numerosos remedios caseros que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la faringitis y acelerar la recuperación:


1. Gárgaras de agua salada: Hacer gárgaras con agua tibia y sal puede aliviar el dolor de garganta y reducir la inflamación. Se recomienda mezclar media cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y hacer gárgaras varias veces al día.


2. Miel y limón: La miel tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, mientras que el limón proporciona vitamina C y alivia la irritación. Mezclar una cucharada de miel con el jugo de medio limón en agua tibia y beberlo puede ser reconfortante.


Miel con limón y tés de hierbas como jengibre, menta o manzanilla proporcionan alivio al dolor de garganta y ayudan también a la relajación.
Miel con limón y tés de hierbas como jengibre, menta o manzanilla proporcionan alivio al dolor de garganta y ayudan también a la relajación.

3. Té de hierbas: Los tés de hierbas, como el té de jengibre, el té de menta o el té de manzanilla, pueden proporcionar alivio al dolor de garganta y ayudar a relajarse. Puedes endulzarlos con miel si lo deseas.


4. Garganta húmeda: Mantener la garganta húmeda es esencial. Bebe líquidos tibios regularmente, como agua, caldo de pollo o infusiones de hierbas sin cafeína.


5. Descanso: El descanso adecuado permite que el cuerpo se recupere más rápido. Evita esfuerzos físicos excesivos y descansa lo suficiente.


6. Evitar irritantes: Evita fumar y el consumo de alcohol, ya que estos pueden irritar aún más la garganta.


7. Humidificador: Usar un humidificador en tu habitación puede ayudar a mantener el aire húmedo, lo que puede aliviar la sequedad y la irritación de la garganta.


Usar humidificador de aire ayudar a aliviar la resequedad e irritación de la garganta.
Usar humidificador de aire ayudar a aliviar la resequedad e irritación de la garganta.

Si los síntomas de la faringitis persisten durante más de una semana o se vuelven más graves, es fundamental consultar a un médico otorrinolaringólogo para descartar complicaciones o enfermedades más graves. Además, si tienes fiebre alta, dificultad para respirar o dificultad para tragar, busca atención médica de inmediato.


El tratamiento de la faringitis varía según la causa, pero generalmente implica descanso, hidratación y alivio del dolor. Los remedios caseros, como las gárgaras de agua salada, la miel y el limón, y el té de hierbas, pueden ayudar a aliviar los síntomas y acelerar la recuperación.


Siempre es importante consultar a médico si los síntomas son graves o persisten durante mucho tiempo.


686 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

تعليقات


bottom of page